croacia.eu el país y su gente
El sector de servicios representa alrededor de dos tercios del Producto Interno Bruto (PIB). Las principales ramas industriales son la construcción naval, la construcción, la petroquímica y la industria alimentaria. La rama económica más importante es el turismo con alrededor de 20 millones de entradas turísticas al año y un 20% de participación en el PIB. Croacia realiza casi dos tercios de su comercio exterior con la Unión Europea (antes que nada, con Alemania, Italia, Eslovenia, Austria y Hungría).
Economía

Ramas de la economía

Recursos naturales

Croacia no tiene grandes cantidades de recursos minerales. Las minas de carbón y bauxita se cerraron ya en los años 1970 y 1980. Son significativas las fuentes de materiales no metálicos que se usan como materia prima en la construcción (grava, arena, marga, piedra de construcción). Croacia dispone de fuentes naturales de energía propias, incluido el petróleo y el gas, y antes que nada de fuentes de energía renovable del viento, hidroenergía y energía solar. Del mar se extraen y procesan grandes cantidades de sal (en las salinas de Pag, Ston y Nin).

Agricultura y pesca

Croacia cuenta con un total de 1,5 millones de hectáreas de tierras agrícolas, de las cuales alrededor de 0,9 millones son arables, y el resto son praderas y pastos. Los diferentes tipos de clima, relieve y suelo hacen posible la producción de amplia gama de productos agrícolas, de cultivos herbáceos e industriales y de viñedos, fruta y verdura continental y mediterránea. La explotación agrícola cubre las necesidades domésticas de cereales, plantas oleaginosas y azúcar, y la mayor parte de las necesidades de los cultivos industriales. Croacia es un país vitivinícola y cuenta con cepas de uva continentales y mediterráneas, de las cuales algunas son autóctonas. Los viñedos se expanden sobre un total de 20.000 hectáreas, y en 2019 se produjeron 704.000 hectolitros de vino.

Las turbinas eólicas en la colina de Trtar son fuente importante de energía eólica, que suministra de energía eléctrica la ciudad de Šibenik.
Por su posición geográfica, el suelo y el clima, la región de Lika abunda en pastos, generalmente para la cría de ovejas, como se ve en la imagen del valle del río Lika. Los pastos y las praderas de Croacia ocupan el 40,3% de la superficie agrícola total.
Las ostras en el Golfo de Mali Ston son entre las mejores y las más apreciadas en Europa.

Por sus características el aceite de oliva de Istria es entre los de más calidad y más premiados en el mundo. En 2019 Croacia produjo 45.000 hectolitros de aceite de oliva.

La ganadería tradicionalmente tenía gran importancia, con la desarrollada cría de ganado, cerdos, aves de corral y ovejas. Los productos de reputación mundial y denominación de origen son el kulen de Eslavonia, el jamón de Dalmacia e Istria y el queso de la isla de Pag.

La pesca y la industria pesquera están vinculadas a la zona litoral e isleña del país. En 2019 se pescaron y se criaron 81.226 toneladas de pescado del mar y 3.100 toneladas de pescado de agua dulce. En la pesca marina domina el pescado azul (sardina, anchoa) y alrededor de un cuarto son el pescado blanco, las conchas y otros moluscos. En la pesca de agua dulce se crían principalmente la carpa, el ciprínido y la trucha.

Más de 30 productos alimentarios y agrícolas croatas están protegidos a nivel de la UE con la etiqueta de denominación de origen u origen geográfico, entre otros: el kulen de Eslavonia, el pršut (jamón) de Dalmacia e Istria, la panceta de Dalmacia, el queso de Pag, los mlinci de Zagorje, el soparnik de Poljica y la mandarina del valle del río Neretva.

Industria, energía y construcción

La producción industrial de Croacia tiene un lugar significativo en la producción total. Se destacan la industria manufacturera, petroquímica y metalúrgica. Algunas empresas cerraron en el proceso de la transición o fueron destruidas en la guerra, y algunas se adaptaron solo parcialmente a las tendencias de producción mundiales. Eso se refiere principalmente a las fábricas de textil, cuero, metal y madera y algunos grandes astilleros. También es significativa la producción en el sector de la construcción y energético. Algunas industrias siguen teniendo resultados positivos y participan en el comercio exterior. El valor de venta de productos industriales en 2019 era de 139,5 mil millones de kunas (18,6 mil millones de euros), del cual 57,7 mil millones de kunas (7,7 mil millones de euros) representa la exportación. Según los ingresos totales, las principales ramas industriales son la producción de alimentos, bebidas y tabaco, seguidas por la industria química y petrolera. En la exportación la más representada es la industria manufacturera que representa el 90%. En 2019 las principales actividades exportadoras fueron relacionadas con los productos alimenticios (8,0%), coque y productos de petróleo (7,1%), productos farmacéuticos (6,8%), equipamiento eléctrico (6,8%), máquinas y dispositivos (6,5%), productos de metal finalizados (6,4%), productos químicos (5,6%), vehículos motorizados (5,5%), madera y productos de madera (4,9%), ropa (4,7%), metal (3,6%), otros medios de transportación (3,4%), otros productos no metálicos y minerales (3,4%), ordenadores y equipos informáticos (3,2%), productos de caucho y plástico (3,2%), cuero (2,9%), papel (1,8%), muebles (1,7%), textil (1,1%), bebidas (1,1%), productos de tabaco (1,1%).

Áreas agrícolas en 2019
Pesca 2019
Estructura de exportaciones en 2019

El sector energético se basa principalmente en la energía eléctrica, el gas y el petróleo. En 2019 se produjeron en total 12.611 GWh de energía eléctrica. Casi la mitad de la producción (46,6%) proviene de las plantas hidroeléctricas, y el resto de centrales termoeléctricas y otras fuentes. Una parte de la producción se exporta ocasionalmente. La producción del gas natural y del petróleo no es suficiente para las necesidades domésticas. Los yacimientos petrolíferos de Eslavonia, Posavina (Moslavina) y Podravina cubren un 20 a 25% de las necesidades, mientras que la producción del gas natural cubre alrededor de un 45% de las necesidades.

 Hasta el comienzo de la recesión en 2009 la construcción era uno de los sectores más propulsores, especialmente en la construcción de carreteras, viviendas y construcción comercial, pero luego los proyectos de construcción disminuyeron de manera significativa, y subieron de nuevo después de salir de la recesión.

Servicios, comercio y transporte

La red de carreteras de Croacia cuenta con 26.712 km de carreteras categorizadas, de las cuales 1.310 km son autovías y semiautovías (2019). Tomando en cuenta la superficie del país y el número de habitantes, Croacia es el país líder del Sudeste de Europa por las autovías construidas. La primera autovía Zagreb–Karlovac fue inaugurada en 1972, pero la red de autovías fue especialmente completada a finales de los años 1990 y comienzos de los años 2000. 2.255 km de carreteras croatas se encuentran dentro del sistema internacional de las así llamadas E-carreteras. La mayor cantidad de transporte de viajeros y bienes se hace por ruta.

La longitud total de líneas ferroviarias es de 2617 km (el 37% electrificadas, y el 11% en doble vía). Los más importantes nudos ferroviarios son Zagreb y Vinkovci.

LNG terminal s otpremnim plinovodom Zlobin–Omišalj, otvoren 2021, Hrvatskoj jamči energetsku stabilnost i sigurnost opskrbe plinom.
El Puente del Dr. Franjo Tuđman en Dubrovnik, construido en 2002, gran logro de la ingeniería civil croata.
La maqueta del Puente de Pelješac, cuya construcción empezó en 2018, y cuya terminación se espera en 2022. Tendrá 2,4 km de largo, y cuatro carriles de transporte.
Termomont d.o.o. de Pula, uno de los astilleros de las pequeñas embarcaciones.

La construcción naval tiene una larga tradición en Croacia. Por el tonelaje de embarcaciones exportadas los grandes astilleros de Split, Rijeka y Pula en los años 1960 y 1970 se encontraban entre los astilleros líderes en el mundo. Recientemente los pequeños astilleros del Adriático consiguen mejores resultados (p.e. Betin en la isla de Murter, Vela Luka en la isla de Korčula, Solin, Kaštel Sućurac, Rab, Šibenik) y en el interior (p.e. Čakovec i Zagreb), donde se producen embarcaciones para turismo náutico y navegación costera.

A lo largo de la costa croata funcionan alrededor de 350 puertos y dársenas, mientras que los puertos de Pula, Rijeka, Zadar, Šibenik, Split, Ploče y Dubrovnik participan en el comercio internacional. El puerto de Rijeka se destaca por su posición estratégica y su tráfico portuario. La comunicación entre las islas y la costa se lleva a cabo mediante líneas de ferry y barcos, que también parcialmente comunican la costa croata con la italiana. El puerto fluvial más importante en el interior es Vukovar en el Danubio.

Los aeropuertos internacionales son los de Zagreb, Pula, Zadar, Split, Dubrovnik, Osijek y los de las islas de Brač y Krk (Rijeka).

Para el transporte del petróleo existe el sistema de Oleoducto Adriático – Jadranski naftovod (JANAF), que comunica el terminal de petróleo de Omišalj en la isla de Krk con las refinerías de Rijeka y Sisak, y también tiene sus ramas hacia los países vecinos. La longitud total de oleoductos es de 780 km, de los cuales 631 km se encuentran en Croacia.

Rijeka, el principal puerto croata. Se convirtió en un fuerte centro portuario e industrial a finales del siglo XIX por las condiciones naturales (la profundidad el mar) y vías de comunicación de transporte con el interior.
Feria de Zagreb, muestra internacional y tradicional de logros económicos. Se lleva a cabo desde 1909, y en la ubicación presente desde 1956. Durante el año hospeda ferias y exposiciones especializadas.
Autovía Zagreb–Ploče (A1)

La red de telecomunicaciones es completamente digitalizada y es la más moderna del Sudeste de Europa. El mercado de telecomunicaciones es liberalizado, con varias operadoras de telefonía fija y móvil. Un 81% de las viviendas tenía acceso a internet en 2019, lo que está por debajo del promedio de la UE, pero también por encima de algunos Estados miembros.

En el comercio exterior Croacia importa más productos de los que exporta, pero últimamente la diferencia entre la importación y la exportación se está reduciendo. En 2019 se exportaron productos de un valor total de 15,2 mil millones de euros, mientras que se importaron productos de un valor total de 25 mil millones de euros. Croacia exporta la mayor cantidad de sus productos a Italia, Alemania, Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Austria, Serbia y Hungría, e importa la mayor cantidad de productos provenientes de Alemania, Italia, Eslovenia, Austria, China, Rusia y Bosnia y Herzegovina.

En el sector de servicios el turismo y los servicios relacionados ocupan la mayor porción. En el sector de servicios el mayor volumen de ventas se realizó en las pequeñas y medianas empresas, mientras que en las grandes empresas sigue el mayor número de empleados.

Fondos europeos

Al adherirse a la Unión Europea Croacia se hizo beneficiaria de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (ESIF), mediante los cuales a los Estados Miembro se le otorga ayuda financiera en el desarrollo económico y social. A la implementación de la estrategia »Europa 2020« para el ciclo presupuestario 2014–20 se contribuye a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDR), Fondo Europeo de Cohesión (FC), Fondo Social Europeo (FSE), Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADR) y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP). La principal política de inversiones de la Unión es el desarrollo regional y urbano y está enfocada en lograr la cohesión económica, social y territorial ("política de cohesión"), es decir la creación de nuevos puestos de empleo, la competitividad en el mercado, el desarrollo sostenible y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

La revitalización de la fortificación de San Miguel de Šibenik es uno de los proyectos realizados con fondos del Programa Operativo Europeo Competitividad y Cohesión. A través el mismo programa en Šibenik se reformó la fortaleza Barone, la costa del Canal de San Antonio, y está en fase de terminación la reforma de la fortaleza de San Juan.
Hospital General y Hospital de Veteranos de Guerra Croatas en Zabok realizó el proyecto de equipamiento de clínicas ambulatorias y cirugía extrahospitalaria con los fondos del Programa Operativo Europeo Competitividad y Cohesión.

En el mencionado ciclo presupuestario Croacia tiene a su disposición 10,727 mil millones de euros, definidos por el Acuerdo de Asociación con la Comisión Europea (2014), para los programas operativos Competitividad y cohesión − 6,831 mil millones de euros (FEDR y FC), Recursos humanos eficientes – 1,617 mil millones de euros (FSE y la Iniciativa de Empleo Juvenil), Programa de desarrollo rural de la República de Croacia – 2,026 mil millones de euros (FEADR) y Programa Operativo Marítimo y de Pesca – 0,253 mil millones de euros (FEMP). Croacia está invirtiendo el 80% de los fondos previstos, es decir 8,44 mil millones de euros para los objetivos de la política de cohesión: el desarrollo de la infraestructura económica, social y comunal, el fortalecimiento de las zonas urbanas y sus comunicaciones de transporte y la armonización de condiciones y la calidad de la vida en zonas menos desarrolladas. En la implementación de fondos no reembolsables de los ESIF (Fondos Estructurales y de Inversión) en principio se usa el máximo de 85% de fondos europeos y el 15% de fondos nacionales. El objetivo de invertir en la realización de proyectos a través de los ESIF es fomentar de manera exhaustiva el desarrollo sostenible y armonizado de las regiones, municipalidades y ciudades croatas. Para conseguirlo serán necesarios dos ciclos presupuestarios.

Desde julio de 2013 hasta 2019 Croacia contribuyó al presupuesto de la Unión Europea con 2,6 mil millones de euros, y recibió del mismo 4,5 mil millones de euros, es decir fue el beneficiario neto de 1,9 mil millones de euros. La diferencia entre los fondos pagos y recibidos en febrero de 2021 subió a 5 mil millones de euros. De los 10,7 mil millones de euros disponibles para el ciclo presupuestario 2014–20 hasta febrero de 2021 Croacia firmó contratos de un valor total de 12,2 mil millones de euros, es decir el 114%. En total se han pagado y ratificado 9,6 mil millones de euros, es decir el 90% de los fondos disponibles. Los fondos europeos representan el 80% de las inversiones públicas en Croacia.